Otro argentino garca

Ayer jugó Boca. Para los que viven en un frasco de mayonesa, o los que son de equipos de la B, les cuento que si no fuese por la existencia de un fenómeno llamado Barcelona FC, Boca Juniors sería el mejor equipo del mundo. Ayer jugó Boca de visitante contra Fluminense, y ganó. Pero la cosa es que jugó Boca, y cuando juega Boca, Orsai no tiene barman. Esa fue la única exigencia que nos puso Tati cuando empezó a trabajar con nosotros. Nos dijo: “yo vengo cuando quieran, las horas que quieran, pero cuando juega Boca, juega Boca”. Le dijimos que sí porque Tati es grandote y esta todo tatuado, y teníamos miedo que nos cague a trompadas, y además porque hace unos mojitos de puta madre.

Ayer jugó Boca y Orsai no tenia barman, y Gonzalo Garcés presentaba “El miedo”, su última novela. Y había muchos invitados. Y yo justo pasaba por ahí.

Ser barman en Orsai es un trabajo arduo que implica aceptarle llamadas por skype a Cayota, prepararle tragos a Chiri y que Altuna te pida que le recomiendes que vino tomar. Ser barman en Orsai es que la gente te pida una cerveza y mientras la servís te pregunte si Mairal viene seguido, o te cuenten que se emocionaron con la nota sobre Fontanarrosa que hizo Seselovsky. Ser barman de Orsai es presentar a Petre y Altuna.

Ayer yo fui el barman de Orsai. Estaba ahí, atrás de la barra, sirviéndole una cerveza a Garcés, que hablaba por skype con Casciari, que salía en la pantalla gigante del bar. Ayer fui el barman del bar que más me gusta en el mundo, y a última hora, mientras cerraba la caja y hacia orden, Horacio Altuna tomaba un vino al lado mio, y me contaba que cuando Cayota lo fue a visitar a Sitges no le creyó nada.

Vino un gordito argentino que me quería explicar que estaba haciendo una revista, que todavía no tenía mucho para mostrarme, que en realidad no tenían nada, pero que ya habían vendido mil y pico. Me contaba eso y yo mientras pensaba como había sido que dejé entrar a este tipo en mi casa, dice Horacio. Yo pensaba: este argentino que vive en Europa le está vendiendo por Internet a gente de todo el mundo algo que no existe! Y la gente le paga por anticipado! No aprenden mas. Lo pensaba y no podía encontrar a donde estaba la trampa, pero estaba seguro: este argentino era otro garca del montón.

Horacio termina de contarme esto y esboza una sonrisa de tipo con cancha, le veo esa sonrisa a Horacio, medio en la penumbra, en la madrugada porteña y con una copa de tinto en la mano e imagino lo poco que le debe costar ganar minas a este tipo, aun con su pancita y su pelada. O quizas gracias a eso. El tipo que tengo al lado mio hablandome como si fuesemos amigos de toda la vida es Altuna. No lo creo.
Toma un sorbo de su copa y me pide que le cobre. Le digo que no es nada, que el vino esta noche es invitación de Random House Mondadori. La sonrisa se le desdibuja y me suelta una frase cortando el aire como si fuese una hoja de papel: Tonga, que me cobres el vino –dice con el acento del Horacio de Sitges- que a mi Mondadori  no me va a regalar un carajo!

9 pensamientos en “Otro argentino garca

  1. ¡Qué buen momento ese! Algún día yo voy a tener una camiseta que diga: «@tongaine yo te vi de Barman».

    Lo mejor fue el librero que desapareció antes de que terminara la presentación y nadie pudo comprar los libros que la editorial quería vender. Una clara muestra del placer y el negocio. Nosotros hablando hasta la madrugada, otros escapando ni bien pueden

  2. Altuna es capaz de encantar a la madre, a la hija y a la abuela. Pienso lo mismo que Chiri, si sacamos el comentario sobre Boca, el relato está buenísimo!

  3. Sin ánimo de ser asquerosa, Tongax queridísimo, te observo que deberías haber dicho: “…teníamos miedo DE que nos CAGARA a…”.
    Por lo demás, me gusta mucho cómo escribís. Todo.
    Pero me parece que todos los de Orsai, incluido el que está en España, exageran un poco con el cholulismo hacia (cabe,con, contra?) los escritores e ilustradores exitosos. No los subestimo a ellos, pero tampoco se subestimen Uds., caracho. Son todos seres igualmente casi humanos.
    Y para programar el próximo evento, tal vez convendría que consulten antes los horarios de Boca. Que no se le ocurra venir a García Márquez, por ejemplo, cuando juegue Boca contra el Atléstico de Villa Tachito.
    Muchos cariños.

  4. me pa que me voy a hace una remera en naranja firefox con la foto de tonga y abajo… “yo conocia tonga antes de Orsaibar y ya era Groso”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s