Tuco de pollo

Ayer, antes de ir a la verdulería como todos los domingos a la mañana (si, soy una doña), abrí la heladera para chequear qué faltaba, y me di cuenta que la semana pasada había comprado 2 kilos de tomates redondos, y ahora tenía 5 tomates que ya estaban bastante blanditos como para usarlos en una ensalada. También tenia algunos puerros que llevaban varios días en casa, dos zanahorias fofas y una cebolla gigante. Excelente momento para hacer un tuco de pollo.
Ingredientes
2 cebollas grandes
2 zanahorias
6 tomates
2 dientes de ajo
2 puerros
2 cebollas de verdeo
1 morrón verde
1 morrón rojo
1 pollo cortado en octavos
1 copa de vino tinto
aceite de oliva y manteca
romero, oregano, laurel, azucar, pimienta y sal
Vas a necesitar 2 cacerolas: una llena de agua que vas a llevar a hervor, y otra con dos cucharadas de aceite de oliva y una de manteca.
Cortá bastante groseramente las cebollas, puerros y verdeos, hacé cubitos con los morrones, ralla la zanahoria, pica los ajos y ponelos sobre un espejo de aceite de oliva en un platito, con la punta de un cuchillo marcá la piel de los tomates como si fueses a cortarlos en cuartos, salpimenta el pollo. Eso que hiciste es el noventa porciento de la receta. Ahora viene lo facil:
Cuando el aceite y la manteca de la cacerola estén calientes, agrega cebollas, puerros y verdeos, con una cucharada sopera de azucar. Cuando empiece a transparentar agrega los morrones y zanahorias, revolvé un poco con cuchara de madera y agregá el ajo. 5 minutos mas. Sacá todo y reservá. En la misma olla agregá el pollo, por el lado de la piel primero. Cuando dore dalo vuelta, rociale el vino, esperá un par de minutos e incorporá nuevamente las verduras.
En la otra olla el agua debe estar hirviendo. De a pares agregá los tomates y dejalos durante 1 minuto. Cuando los saques, ponelos en un recipiente con agua helada. Vas a ver que la piel se afloja y sale sola. Ya tenes los tomates pelados. Cortalos en trozos grandes y agrega en la preparación con el pollo y las verduras. Poné las especias y llevá a hervor con olla destapada.
Una vez que hierve tapa la olla, pone el fuego a mínimo y dejalo cocinarse por una horita y media.
Va increíble para acompañar arroz blanco, con mucho queso rallado de paquete, sentado en la mesa de fórmica de la cocina, con la carpeta de matemática al costado, mientras haces los deberes y tenes 11 años.

Un pensamiento en “Tuco de pollo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s